diumenge, 5 de maig de 2013

A veces, demasiado humano.



2 comentaris:

  1. Hasta the steel detective necesita un cigarro de vez en cuando, jajaja

    ResponElimina
  2. A veces y solo a veces por un segundo,recuerda muy difusamente lo que era el sabor de un buen cigarro.

    ResponElimina